lunes, julio 31, 2017

Hambre

Ver el hambre de los niños indigentes,
es dolorosa escena,
muchos niños del mundo;
sufren esta horrible pena.

¿Que mal hicieron?
¿Porque tanto castigo?
El hambre a esos niños acecha,
niños de la calle, vil pobreza.

El hambre se cierne aguda,
y maltrata sin ternuras.
Estómagos de niños gruñen,
y el basurero los surte.
Lágrimas y desconsuelo,
los cubren de duelo.

¿Y sus madres, donde están?
Los abandonaron...
Nunca los amaron.
¿Y sus padres?
“En el olvido”
me responde uno de ellos;
con la sonrisa ahogada
y el frío en su tez.

¡El cielo castigará,
tanta iniquidad!
Niños queridos,
angelitos del cielo.
Sus vidas son vanas,
existencias insanas.

Tiembla su ser...
Inocencias truncadas,
golpes en su piel,
impiedad consumada.
Sin amor, cruel temor.
Intento de suicidio...
¡Niño! ¿Por qué?
La vida es un suplicio,
me responde él.





Venus Maritza Hernandez
Safe creative. derechos reservados

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Gracias.