miércoles, agosto 31, 2016

Tierras chiricanas

Las aureolas de agua se precipitan desde el cielo,
caen sus esféricas formas a la tierra,
que la bebe sin parar.
Millones de esferas perfectas de la naturaleza caen
en cámara lenta, sobre los árboles,
sobre la gente que transita sin paraguas.

Y sobre la atmósfera de los poemas,
que redondean a la esperada lluvia,
en despliegue de un grato clima de frescura
acabando con el odiado e insoportable
calor de la ciudad de Panamá.

Mientras tanto, en las altas tierras panameñas,
se extiende un frío refrigerado que cala y refresca al extremo.
Encantador clima de frescura panameña que nunca cesa su bienhechor efecto en la piel, y en la respiración.

El agua del grifo, parece sacada del refrigerador,
y los ríos guardan hielo delgado, que se percibe al sumergir una mano. Boquete, Volcán, regiones chiricanas de gran atractivo, para todo aquel que conoce de su existencia.

En aquellas nostálgicas tierras panameñas se ve el sol chiricano, y lo vemos sobre nuestra piel, pero es un sol que no emite calor, su frescura se debe al vestido de hielo que le regalo una nube viajera, del polo norte.



Venus Maritza Hernandez
Safe creative, derechos reservados

Tierras chiricanas de plenas de belleza y naturaleza

Esta foto de Boquete es cortesía de TripAdvisor



La justicia

En Panamá , golpear a una mujer, es similar si golpeas a un perro. La violencia no es castigada.

Fulano acosa a su ex, y la golpea, esta lo acusa, y es sometida a un procedimiento lento sin resultados óptimos. La justicia no existe en Panamá. El colmo fue que hace dos días esa mujer fue golpeada por este tipo, casi rompiéndole la nariz.

Ella sangrante se apersona al juzgado nocturno, donde en aparente camaradería la consuelan, poniéndole hielo en su nariz, e invitándole un refrigerio. El individuo es detenido por 24 horas. Al día siguiente del hecho, la juez lo declara libre, y solo pone una boleta de distanciamiento. O sea el tipo comete el delito, de intento de asesinato, pues casi mata a la mujer con golpes, un botellazo, que esta esquivó y más. Pero el no es castigado. Esto ha acontecido varias veces. (Hecho real acontecido a una ciudadana panameña).

La justicia en Panamá

Venus Maritza Hernandez
Safe creative, derechos reservados

viernes, agosto 26, 2016

Los pensamientos

¿Como descubrir la verdad? El ser humano encierra tantos enigmas, de hecho dicen los estudiosos, que sólo dejamos ver un porcentaje mínimo de quienes somos en realidad. La privacidad es nuestra coraza al mundo, y los pensamientos son pequeñas y grandes herramientas que utilizamos según los hechos y circunstancias. Por medio de los pensamientos surgen las buenas y malas ideas.

Existen pensamientos de diferentes clases: pensamientos didácticos, emocionales, conceptuales, y abstractos. Los pensamientos viajan y aterrizan en nuestra mente, cual si fuesen viajeros vertiginosos que llegan sin previo aviso y en forma secreta. El pensamiento es más rápido que la luz, es sin duda alguna, la facultad más valiosa que Dios nos dio.

La mente es el cofre de los pensamientos, y el cerebro es el órgano que representa físicamente a la mente. Por ello debemos alimentarlo física y etéreamente, ingiriendo alimentos apropiados para el buen desempeño y desarrollo de este. La forma etérea de alimentación consiste en el aprendizaje, el alimento espiritual del cerebro o mente como las buenas lecturas:

La santa Biblia, literatura de valores y educativas, cognitivas y de todas aquellas disciplinas que hacen al ser humano superior a los animales y que nos prepara en los diferentes campos del saber. Debemos cuidar siempre nuestra mente, y la de nuestros hijos, no permitiendo que vean malos programas en la televisión o literatura desviada, tampoco debemos permitir malas compañías pues les exponen su mal ejemplo, como modelo a seguir.


Pensamientos privados y sorpresivos
}
Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

domingo, agosto 21, 2016

Libre albedrío

En ocasiones el libre albedrío es pesaroso, más bien quisiéramos estar sujetos al padre celestial y orientados en su luz; no cometer errores.

Libre albedrío, grato y grácil, pero encaminado con la sabiduría, de Dios. Si no es así, se torna en libertinaje, el cual conlleva a malas decisiones y actos que luego desembocan en consecuencias no deseadas.

Libre albedrío, libertad o libertinaje.



Venus Maritza Hernández.
Safe creative, derechos reservados

jueves, agosto 18, 2016

Llora

Contemplo a través de la noche;
los árboles frutales y su derroche.
Frutas desperdigadas en tierra agreste,
cual amores rupestres.


Lloran las estrellas...
Llora la luna herida.
Llora el cielo.
La atmósfera está de duelo.

El clima frío,
mi negro vestido decora.
Y el entorno vacío,
se desborda...

Llora el mar,
porque nunca más podrá amar.
Llora el cielo,
en agudo desconsuelo.

Lloran las estrellas,
porque ya no son bellas.
Llora el sol,
porque le falta tu amor.

Llora la lluvia, llora el dolor,
sobre el desamor.
Nuestro amor murió,
y sobres sus restos,
caerán por siempre;
Las lágrimas del universo,
cristalizadas en tus versos.

Llora el universo por el desamor.



Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

Lluvia

Gotas de lluvia

Gotas de lluvia, que queman mi corazón;
son llamas encendidas de nuestra pasión.
Cristalina y pura, surge del cielo,
y cae estrepitosamente entre mis desvelos.

Son; mis lágrimas gemelas discernidas;
que vibran en el aire, y caen sin vida.
Son; pequeños diamantes de desconfianza;
que afanosamente buscan ayuda;

y no encuentran más que la tierra muda.
Esencia suave y sutil de mis celos,
que humedecen mis sentimientos, eternamente..,
los cuales esparcidos; empañan el cristal de amor;
para siempre.


Lluvia que cae en gotas de melancolía.

Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

Te adoro

Fragmentos


Fragmentos de oro; brillan en el cielo.
Por que te adoro, a pesar de mis celos.
Caen los fragmentos, y presurosa, los recojo,
cerca del amor que siento;
cual montón, cual manojos.

Brillan, armonizan en mis manos;
pues , sus fulgores acarician mis desganos.
A un paso de la espera;
la noche me acompaña.
Caen los fragmentos en la hoguera,
de éste amor que engaña.



Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

lunes, agosto 15, 2016

El pesimista

Estos son los pensamientos de un pesimista
que naufraga en el infierno de su odio.
¿Justificado o injustificado?
Sólo lo sabe Dios;
quizás si, quizás no.

Entretejamos a las amarillas abstracciones
de este locuaz protagonista;
que pisa escabrosos razonamientos,
y grises sensaciones de tormentos;
bebiendo confusos conceptos,
que lo harán vomitar todas sus prisiones
internas y subalternas…

El Pesimista

Una cúpula de cristal será mi refugio;
prefiero la soledad, a vivir en este mundo.
Será mi prisión circunspecta;
mi reclusión perfecta.
Quizás otro remedio pueda resurgir;
punteando inhibiciones,
palpitando depresiones,
de aniquilación y la nada.
en el ir y venir…

El sol es abrasador.
Clima insoportable que subleva a la frescura.
¡Indignante horno que me ahoga sin mesura!
Vil atmósfera de fuego,
compañera inseparable de mis ruegos,
y mis frustraciones;
sordomuda de mis oraciones.

Las horas corren despavoridas,
los minutos huyen en premura,
y los segundos pausan las heridas…
Jaurías y manadas,
bandadas de infelices.
Tumultos de personas,
y estúpidas perdices.

Deambulan, cual plagas irrisorias,
balbuceando sus holográmicas historias,
al aire circunspecto,
contaminado y abyecto.

Mi piel esta pintada con hiel.
Mi epidermis, el calor catequiza.
El calor se fusiona a la amargura,
me quema en donosura.
El derredor se estanca sin postura.…
Mimetismo total…
Las lóbregas nubes, cargadas de acidez,
muestran su inminente furor.
Se escucha el estruendoso clamor,
de un rayo regurgitando difamaciones;
en pesadas y pavorosas letras;
hijas de mis emociones.

Ostentosa, y crucial cual veleta,
una tormenta de odio se acerca.
El cóncavo pesar, predice alucinaciones,
en estratagemas de efervescencia…
Bullen mis dilemas;
cual deprimentes mazmorras de indulgencia.

Una cúpula de cristal será mi refugio.
Prefiero la soledad, a vivir en este mundo.
Será mi prisión circunspecta.
Mi reclusión perfecta.
O quizás otro remedio pueda resurgir;
punteando inhibiciones,
palpitando depresiones,
de aniquilación y la nada.
en el ir y venir…


Odio e ira


Venus Maritza Hernandez
Safe creatice, derechos reservados