martes, abril 12, 2016

Su presencia

Estás y no estás...

¿La irrealidad, será irreal?
Llegaste y luego estás, y luego no estás.
Estás... No estás... Estás. Eterno en la utopía
de un pensamiento citado a una hora específica:
la hora de versarte con besos y sentimientos.

Tu mirada que engalana,
al escenario de tu ser, transmite sensaciones,
estampadas en diversos mundos...

En el mar, en el trópico, en el hielo, en la selva,
en los bosques fusionados a una dimensión mágica.
Percibirte...Escuchar tus versos,
que irradian sensaciones esculpidas en los siglos.

Éstas y no estás en el universo y en la naturaleza.



Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

domingo, abril 03, 2016

Locura

En un instante, ella comenzó a gravitar en la locura...
Torbellinos de ideas se agolparon en su cerebro,
y no podían salir del estruendoso clamor
que maniataba su raciocinio.

Ansiosos y arrebatados sus reflejos de ser humano.
La coherencia y la lógica se entrelazaron,
en estrepitosas precipicios y balbuceos de pensamientos.

Una abstracción repetitiva perdió también su cauce,
mezclándose a los elementos orates.
¡Pobre mujer!, su gracia perdió entre barrotes y malos tratos.

El manicomio,la envolvió en un enmarañado mundo,
oscilante entre la realidad y la subjetividad de un universo alterno.
Su temblorosa voz, se suma a un coro de almas ensimismadas.
Sus llamados de auxilio, sólo los puede emitir
a los espíritus que la circundan.

Sus ojos verdes reflejan la grisácea pared de los años encerrados, y sus cabellos de ondas suaves perdió entre las tijeras de un tratamiento.
La lozanía de unas horas lejanas, la llaman,
más su maltrecha mente, se lo impide.

Encerradas están sus horas pasadas, presentes y futuras.
Ni aún los recuerdos se apiadan de ella,
quienes se escabullen al rincón más oscuro de su confuso cerebro.

!Pobre diva de las anaranjadas tardes veraniegas!
Pronto su carnal deambular cesará.
Se refugiará en zonas astrales seguras,
su espíritu infructuoso,
abandonará su maltrecho cuerpo
y los pensamientos liberará en la coherencia
dadivosa de la vida verdadera.

Locura, condición que desligó de la realidad a una dama de antaño.


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados