jueves, marzo 10, 2016

Dignidad

La decisión del amor propio

Maravilloso encuentro entre Fabián y Sonia, fue amor a primera vista. La comprensión reinaba en cada hora de cada día del noviazgo.

Transcurren seis meses y deciden casarse. Pasan seis meses más. Aquel día la madre de Sonia fue a su casa, por un llamado de ella. Y la ve de espaldas con dos maletas.

¿Por qué? Pregunto intrigada su madre. Por ésto, le respondió mientras le mostraba su rostro con un ojo morado y la nariz hinchada. Lo amo, pero me amo más a mí. ¡Vámonos! Exclamó en tono decidido. 

*El amor propio se inculca desde la niñez, cultivemos la buena autoestima en nuestros hijos.*




Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados