lunes, noviembre 11, 2013

Celos

El ángel y la ninfa

Un cuento poético aparece de incógnito;
rescatado de los sueños de un ángel soñador.
No es la intención celestial ni propósito,
sólo el azul que enloquece al amor.

Su fulgor encandila a los ojos mortales,
que retraen su mirada, ante tal resplandor.
Es el romance pintado en raudales,
que encienden el cielo cual lluvia de sol.

La ninfa lo inspira y mueve sus alas;
lo mira y lo besa con besos de luz.
Le entrega sus versos dotados de galas,
con liras y llantos en frugal inquietud.

Centelleos de tul enarbolan su imagen;
ella flota en la brisa del adiós.
El desgarra su alma indomable;
del ciclo de musas sin corazón.

Resurgen los áridos pensamientos;
nómadas en tierras de desilusión.
Una lágrima cristaliza los sufrimientos,
cerca de la aureola de la pasión.

La ninfa sonríe y prodiga poesías;
el ángel la recibe con nubes y miel.
Mueven sus alas en total pleitesía;
ambos se versan con rimas y piel.

Más una sombra se filtra de pronto,
con oscura y siniestra intención.
!Es el vil celos que aparece cual monstruo!;
haciendo su cruda y maligna actuación.

Acude al manantial de los sentimientos
donde la ninfa y el ángel solían beber.
Y esparce en sus aguas dudas y sufrimientos;
tiñendo de negro su dulce querer.

Ella lo acusa de escribir a otras;
de obsequiar sus sueños, delirios y prosa.
El lo niega todo,
más las evidencias lo acusan…
Se revuelca en el lodo.

El ángel la besa con versos y luz.
La ninfa se lamenta de ser una ilusa;
pintando sus alas con dulce inquietud.´


Ángel y ninfa en una historia de amor con celos


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos rewservados
( publicado el 12 de febrero de 2011)<

viernes, noviembre 08, 2013

No me olvides

No me olvides...
Porque existen lapsos de lágrimas que duelen;
suspiros de nostalgia cibernética,
de ilusiòn pasajera y palabras acariciadoras.
Te amo, te amo,
y te recuerdo siempre.

Allá en la playa virtual,
donde nos miramos y nos amamos,
siguen volando las gaviotas,
y los sueños...

Mi corazón está lleno de amor para ti,
aunque la distancia nos limite,
las cadenas aprisionen,
y el tiempo no alcance...

Te digo que te amo,
y deseo que seas feliz,
y que Dios siempre te oriente y guie.
Besos con alas para ti.


No hay olvido jamás


Venus Maritza Hernandez
Safe creative, derechos reservados

jueves, octubre 17, 2013

Controversias

Una emoción indescriptible me invadió
al escuchar tu dulce voz,
Miles de gotas de colores se esparcieron
en el universo.

Amor de ensueños, alegras mi vida,
se sanan las heridas.
Y se encienden las luces de los sentimientos.
apagándose por siempre los lamentos.

La distancia resuena,
de Isla a territorio.
Las olas vuelan,
y te alcanzan Juan Tenorio.

El romanticismo me invade,
y el sentido del humor se esparce.
Amor virtual mágico
eres especial para mí.

Resplandece un rubí;
impreso en mi corazón.
Es tu alma que me embriaga,
cual fiestas y fulgor.
Me reporto a tu harem virtual...
Hola, mi amor.

Las risas se cristalizan.
Más en momentos me amargan.
Es el amor que me hipnotiza,
entre sueños y pesadillas.

Caminando en liras sueltas
cual fantasías dispersas;
se enredan hilos plateados
en controversias y hados.
sobre corduras y demencias
de un corazón enamorado...


Controversia entre amores virtuales
Venus Maritza Hernández
Safe creative , derechos reservados

jueves, septiembre 19, 2013

Las llaves

Encontré evidencias de sus pasos en otras puertas...
¡Si! ¡Ya no sucumbo ante sus travesuras de poeta¡
Más, cuando el exterminio de la noche se agudiza...
La paz y la luna escondida se eternizan
en riachuelos de sonrisas esporádicas.

Dos candados destrocé con el ardid de una llave maestra,
entré y vi aquellas luces verdes que tintineaban atención.
Navegué por un momento entre pensamientos y recuerdos cercanos...

Luego me paralicé en un concepto poético.
En ese lugar formé un poema con mis propias manos,
y cambié las llaves de su voz.
Sedienta de su espíritu, atiné en recoger
del ayer que pudo ser,
y del futuro que nunca será,
un pequeño y a la vez gran caudal,
encerrado en la distancia lejana de un mar paradisíaco.

Medité sumergida en las olas de sus versos,
sonreí y coqueteé a la imagen de su amor.
Luego decidí cerrar la entrada y cambiar las llaves,
pero, luego reflexioné acostada en la noche,
y pensé entregárselas en la primera ocasión que una
inspiración repentina me extendiera su alfombra,
para que mis poéticos pasos marquen en el papel
de su corazón un amor virtual imperecedero,
saciado de letras y besos de palmeras,
donde las caricias distantes de sus lágrimas,
sinceras y fingidas puedan pernoctar en cada
sensación de amor y plenitud de islas caribeñas.


llaves de privacidad y poesía surreal


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

martes, septiembre 17, 2013

Glacial

De nada sirven, los recuerdos,
de nada sirven las señales,
si ya expiraron los latidos de las letras.
La tenue alfombra decora un espacio inexistente...
Su delgada esencia se deshace sobre un océano incoloro.

Impasibles, y fríos están aquellos sentimientos antiguos,
que antes fueron fuego.
Evolucionaron en el blanco vacío de un silencio
que se prolonga en la lejanía de una era glacial.


Glacial de amor sin letras y sin emociones

Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

viernes, septiembre 13, 2013

Lejos

¿Es posible quererse en la distancia?
Si, es posible.

Es posible amarse, en la fuente real de los deseos,
y luego concretar los sentimientos en realidades.
Es posible, plasmar el sentimiento también
en forma abstracta
y hacer una escultura de letras…

Ensimismarse en la dulce sensación de cariño.
Si las cadenas aprisionan mis manos y mi cuerpo,
no así mi mente que lo ama,
sublima el afecto de su atracción física,
y de espíritu, solo por él.

¡Amo el continente de sus días y noches!
Amo sus versos y su piel distante.
Quiero seguir flotando, por intervalos de fantasía,
hasta que las mareas y tormentas se sosieguen.

Posible quererse en todo tiempo y todas partes

Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

martes, septiembre 10, 2013

Playa

Letargo de playa

Soy dueña del espacio en blanco
que está en frente de mí.
Propietaria de mis pensamientos,
ama de mis razonamientos.
Poseedora de un criterio ajustado a normas
lógica y ciencia.

Los actos son míos también,
más, sus repercusiones palpan
y afectan otras vidas
que circulan en la aureola.
Me sitúo en el medio de la galaxia,
observando a las similitudes de los seres
y sus deberes: legales e ilegales; morales e inmorales.

Entes extraterrestres se mezclan con los terrestres...
O será: ¿Que los terrestres en realidad son extraterrestres?
Soy la capitalista de mis monedas y sentimientos,
la que invierte a cada instante en sí misma,
y en los que ama.
Me amo y amo.
Me quiero y quiero.
Me respeto y respeto.

Pido al amado padre que aleje
a mis seres amados,
de aquellos seres desviados,
que evite que se crucen en su sendero.
La brisa continúa brindando sosiego...

Y sus brazos extienden al sol de enero.
Tengo a la claridad como un apego,
como una representación de vida intensa,
de Dios, sus ángeles y su afecto.
El verde plateado que irradia y potencia,
acentúa las energías del intelecto.

Planeo revolcarme pronto en la arena real
de una inspiración que me haga arder la piel…
Llego a la playa y me hundo
en un charco de sal y agua de sol.
Contemplo a la inmensidad majestuosa
de aquel mundo onírico de los seres acuáticos.

Suspirando aquel letargo de playa,
me quedo quieta, con la mirada estática,
como deseando retener aquella visión esplendorosa
cuyos sonidos son de igual belleza.

Camino y marco mis huellas en la arena,
y los sucesos se confunden con el pasado,
el presente y el futuro.
Los amores posibles e imposibles me observan
en el reflejo lumínico del astro dorado que refulge.

Playa y meditación en la arena


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados.

lunes, septiembre 09, 2013

Enamorada

Me fascina tener mariposas en la mente.
Y flotar hipnotizada, mareada de amor.
Ebria de sensaciones, por ti.

Unos minutos que emiten palabras versadas,
de ternura e inteligencia me lían en éxtasis.
Etéreamente viajo hacia ti,
enamorada, extasiada.

Te amo dentro de la aureola mágica.
Un mundo privado donde sólo estamos los dos.
Te amo y los suspiros me encumbran a la cúspide de nuestro amor.
El mar me extasía...

Me llama a sus olas de paz y azules senderos....

Enamorada y extasiada de amor

Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

jueves, septiembre 05, 2013

Siglo

Antiguo y milenario amor

Una ventana entreabierta muestra la refulgencia de la vida.
Sugestiones apagadas se escabullen en la transición de los siglos;
sobre un cofre cerrado, guardado en un boscaje que nunca olvida.
Sempiterna nostalgia de un antiguo y milenario amor.

He traspasado vidas y sucesos,
caricias y tropiezos,
Y tu amor lo tengo guardado
en el cofre de la eternidad.

Mi dulce querer, amor de mi vida..,
¿Qué enigmas encierras en tu transparente figura?
¿Hacia donde partiste?
Volví a nacer! Amor de mi vida!

Y me pregunto si resurgiste en esta ocasión;
en mi misma época, o te espaciaste en la distancia
de los siglos, naciendo antes que yo.

¡Muestra tus promesas, esculpidas en azules remembranzas!
¡Ven mi amor!
Hazte presente por favor.

¿Donde estás?....

Amanecer en tus brazos,
Maniatada en tus lazos.
Róbame todos los besos que atesoré,
detrás de las épocas;
secuestrada y adorada.

Una tormenta se avecina
y ambos miramos hacia arriba.
Lluvia de lágrimas que humedece
nuestras almas compungidas...

Se despejan las negras nubes...
Traviesa te despeino y sonrío,
corro entre los árboles de las horas,
Tú me persigues, yo sigo corriendo,
entre los siglos;
riendo a carcajadas.

De improviso, agarras el atajo de los versos,
en el sendero de las rimas, y me atrapas con tus besos.
Sigo con las bromas y entre los minutos de las letras;
me escabullo nuevamente.

!Oh juvenil derroche de azucenas se desbordan de tanta ilusión!
La luna, compañera inseparable de románticos como tu y yo,
sonríe y nos arropa con su luminosidad.
Un abrazo nos une, cual almas gemelas, en la inmensidad.
Y un beso final se estampa en el verdor del amor.
Siempre te esperaré…

Antiguo y milenario amor en mis recuerdos del ayer y siempre

Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

miércoles, septiembre 04, 2013

Su isla

Su isla flota lejos, muy lejos de mí.
Él está solo,
en aquella alfombra terrestre,
sembrada en el vacío de la nada.

El arco iris de su amor
luce un corazón verde,
como el boscaje de su ilusión.
Cerca, muy cerca,
está la tradicional luna,
que irradia sus letras de poeta.

El espacio sideral de tono naranja
huele a mandarina y a limón.
Las frutas distantes
conversan sobre él.

La noche lo arropa
entre esfuerzos y vigilia,
el día lo cubre de descanso
y sueños angelicales.
Los cibercafé lo esperan, lo reciben,
con sus caras de pantalla
y sus voces robóticas.

Luego lo inanimado y las horas llanas,
lo desaparecen, y la espera es apacible...
Quizás en otro siglo, estemos juntos.
Su isla de fantasía y de amor irreal

Venus Maritza Hernàndez
Safe creative, derechos reservados.

sábado, julio 27, 2013

Dime

Poeta de mi amor…

Sólo dime si fabricaste un mundo mágico…
Lo presiento entre las notas acordes de nuestra melodía,
lo contemplo en la esencia enaltecida de tu amor.

Nieblas, fluorescencias nostálgicas,
acaecen en forma intermitente…
Junto a ti.
Melodías antiguas presentan su alfombra y terciopelo,
a nuestro andar.

El mar nos observa y trae sus olas de júbilo,
como si alborotara su emoción al vernos.
Enamorados, extasiados mutuamente.
Así lucimos al cielo y a sus riachuelos de vida solar.

¡Vamos! Dime si emergió una onda lírica
de tu sentir, por mí.
Dímelo, para recostarme por breves milenios
en almohadones de amor y musas encendidas.
Flotar por ti. Levitar en las ondas de tu cariño.

Dime si te inspiraste por mí

Venus Maritza Hernandez
Safe creative, derechos reservados

viernes, junio 14, 2013

Isla

Un desierto flameante de odio cansino... A lo lejos un paisaje edénico de abundante vegetación ilusoria y engañosa...Apoyada en una roca de rencor, la lava de la realidad amenaza con quemar los pasos recorridos.

Un río lejano se precipita hacia otras cúspides y llanuras, pareciera que ríe a costa de los acontecimientos humanos.

A la derecha esta el polo norte, a la izquierda el fuego. Tengo frío y calor, tengo odio y amor indignado, ocupándose de la limpieza de la mente. Para ello, ambos estados ejecutan disturbios holográmicos en las necias y vivaces neuronas, las cuales se niegan a expirar en los brazos de la realidad.

Los locos pensamientos románticos, que divagan en cada anochecer de ingenuidad extrema, tienen mil excusas, y mil poemas para obtener el logro de aquella isla flotante. Esa que contempla mi mirada de poetisa enamorada...



Isla flotante con dos enamorados imaginarios

Venus Maritza Hernandez
Safe creative. derechos reservados

Caminata

Una caminata en sueños,
en un desierto árido
que conduce a un mar en ebullición.
Un mar de intempestuosos versos
que se muestra en aquel cuadro,
que cuelga de la pared del tiempo.

Un sueño roto,
que ayer cosí con el hilo de mis horas libres,
con la aguja de las palabras.
También degusté una rebanada de nostalgia,
bañada de adolescencia.
Y me bebí un vaso de suspiros mágicos,
con una rica galleta
impregnada de luces de discotecas...

Abracé con mucha vehemencia a varias tardanzas
que flotaban en la atmósfera de mis horas libres...
Y observé por breves segundos
a la pobreza extrema de mis semejantes.

Ubicada por intervalos de poesía,
parada en el patio de mi colegio,
sujeté a una melodía con mis manos.
La así tan fuerte que desbaraté su esencia.
Unas lágrimas de diamantes
y cristales sueltos llovían de mi mirada...


Caminata de la vida y el tiempo


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

miércoles, junio 12, 2013

Vida

( Un relato de estilo incoherente y postromántico)

Falsedades

A veces invento locuras para salirme de la rutina. Cansada de lo mismo inventé la manera de vivir intensa pero pàusadamente...

Un plato de diamantes y uno de tierra con agua; los ingerí, como resultado me perdí, subiendo una escalera que nunca termina, pero que al final me lleva al mismo destino, donde las miradas se entrelazan haciendo nudos insoportables pero felices. ¡Ven! amor de siempre; tengo deseos de golpearte hasta cansarme. ¿Ya ves? Te amo mucho, por eso te mentiré toda la vida, hasta después del final del diluvio universal.

¡Anhelo tanto respirar el agua del mar! y nadar y nadar y nadar hasta alcanzar los limites de las falsedades y verdades del imperfecto cosmos, que me toma de las manos todos los días de mi no existir...

¿Soy o no soy? ¿Eres o no eres? ¿Serás o no serás?

Todo dependerá de las circunstancias en que el eco disperso de los átomos altisonantes y en decadencia opten por salirse con la suya, alzando su voz de léxico soportable y ajustada a los fundamentos de mis manos. Mejor será que respire letras, así me atiborraré de libros. Me encanta...

Falsedades en poesía automática surrealista


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

jueves, junio 06, 2013

El silencio

El silencio prohibido

Te guardo en el silencio prohibido,
de mis sueños imaginativos.
Te escondo en mi mundo secreto,
pleno de paisajes escritos.

Llegas guapo y galante
con tu sonrisa distante.
En bólidos tus amistosos mensajes...
Sosiegan mis esperas.
Se ondula la emoción en pasajes
de atención y quimeras.

Enciendes a la nada y al todo,
viertes a la vida de tus letras bellas,
sobre las sensaciones placenteras.

El silencio prohibido del amor.

Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

miércoles, mayo 15, 2013

Ilusiones

Cuando me enamoré de él, el amor me hacía flotar. Dicen que al percibir el romance, se siente como si se ingiriese una droga. Tal es el efecto que causa la ilusión aunque sea pasajera.

La sensación de euforia se acentúa y mil paisajes nutren al paraíso del amor real o ilusorio. Ambos visitan a las almas románticas. Uno es estático, el otro volátil; uno se prolonga en la realidad, el otro en los sueños.

Así es el amor con sus colores diversos que al principio, nos hace sentir como si viajásemos constantemente sobre las nubes que circundan a la materialidad, dotándonos de un transporte espiritual.


Prosa de amor y de ilusión


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

domingo, abril 07, 2013

Bella

Una bella mujer plena de curiosidad
recorrió los caminos de su existencia en la tierra.
Viajó a las distintas dimensiones del tiempo.

Ataviada de felicidad y compañías gratas,
se vio a ella misma: nacer, crecer,
amar, reír, llorar y bailar.

Su belleza física trascendió hacia su espiritualidad.
Reflejó cualidades de gran valor ante Dios.
Su alegría inundó el entorno y
una sonrisa placentera de amor y paz
la cubrió de bendiciones, vida y eternidad.

En la santa ciudad recibió la bienvenida
y el regocijo de la multitud,
se percibió en el ambiente,
junto al verdor de los árboles celestiales
y la brisa de una luz solar divina. 



Bella física y espiritual, mayormente abstracta que viaja al cielo.


Venus Maritza Hernández
Safe creative, derechos reservados

jueves, abril 04, 2013

Pasará

Mi cabellera negra y mi belleza, la tiro al mar
para humedecer con naturaleza mi transitar.
Pasarán los años, pasará la vida,
pero el recuerdo de cada ser, nunca decrecerá.
En las milenarias memorias de Dios se sustentará,
en la ciudad eterna junto a los ángeles y su realeza.

Mujer que miras tu belleza;
hombre que contemplas tu gallardía;
recuerden que son sólo momentos efímeros carnales de
triviales algarabías.

La verdadera esencia es espiritual, eterna y enigmática,
plena de sentimientos, nobles y morales,
u emociones oscuras y detestables.

Tratemos de seguir las leyes divinas en la vida,
que nos abrirá la puerta del amor al final del camino,
cuando algún día lleguemos a sus llanuras de cielo
y paraíso edénico, asidos de las santas manos de Jesús.


Pasará todo la materialidad de la vida.


Venus Maritza Hernández;
Safe creative, derechos reservados

jueves, febrero 21, 2013

La sirena

El lector (a) y la sirena
Poseo poderes mágicos conferidos;
por las experiencias esparcidas en la arena del cielo.
¡Arena que recojo con mis manos en vuelos!;
guardándolas en espacios secretos y escondidos.

Puedo flotar a voluntad y viajar hasta la alborada.
Recorrer el paraíso de los matices y placeres.
Puedo transformar sentimientos en oro y diamantes,
si beso las olas que el aura del mar, trae desde el oasis distante.

Puedo también embrujar las mentes de los amantes,
y convertir sus emociones de fuego en notas delirantes.
Tengo la facultad también de proyectarme en su mente,
¡Si, usted mismo! Sólo cierre los ojos y concéntrese.
Me verá surgir del océano; sirena, pensativa y consiente;

Sea quien sea, tome mis manos y vamos, acérquese.
Preferiblemente, espero que sea hombre,
si es mujer, tome de las manos al poeta tritón;
que esta a mi lado, en ese sillón.
El la conducirá a las profundidades del océano certero,
mientras yo sigo con usted caballero.

Tomados de las manos nos adentramos
a la ciudad del mar y de la arena;
Vemos a nuestro lado miles de tritones y sirenas.
Vemos también al tritón con nuestra amiga lectora.
Le invitaré algo. ¡Espere, no se vaya, un momento!
¿Desea una copa de escarmiento?
Venga, mire esos camarones, son amigos míos,
ojalá sobrevivan cuando respiren en el río.

Mire más allá, las pobres tortugas indigentes,
ellas se están extinguiendo a causa de la gente.
Ahora subamos momentáneamente a las rocas de los pensamientos.
Quiero contemplar a la iguana y a su descendencia.
Son también víctimas de la inconsciencia generalizada;
su hábitat está destruido, casi en la indigencia.
Devastan a las especies que yacen atribuladas.

Ahora bajemos nuevamente, abajo están los peces contaminados.
Ayer dejaron caer petróleo en nuestro hermoso mar plateado.
¡No se asuste! Miles de peces parecen yertos,
Pero sus espíritus, siguen vivos en el cielo nuestro;
El alma marina vigila desde arriba…


Lector y sirena en el fondo del mar


Venus Maritza Hernández,
Safe creative, derechos reservados